Ser fraile dominico Ser fraile dominico

"Alégrate" - Cuarto domingo de Adviento

4 comentarios

Esta Navidad, la Palabra, Jesucristo, quiere nacer en nuestro corazón y llenar nuestra vida de sentido y felicidad. ¿Estás dispuesto para acogerlo diciendo “sí” a Dios como hizo María?

Con este cuarto domingo se culmina el tiempo litúrgico de Adviento, tiempo de preparación que dará paso a la Navidad. A estas alturas del Adviento sería bueno que nos paremos a reflexionar y nos hagamos algunas preguntas: ¿Cómo he vivido este tiempo de preparación para la Navidad? ¿Me he ido preparando para recibir al Señor? ¿He aprovechado este tiempo para orar con más intensidad? ¿Puedo decir que durante este tiempo he cambiado en algo? ¿Mi fe ha aumentado? Si la respuesta es negativa, ¡no te desanimes! porque aún tienes tiempo de hacerle sitio al Señor para que nazca esta navidad en tu corazón. El Señor sigue esperándote para hacerlo, y llenar tu vida de amor y felicidad. Y te podrás preguntar: ¿Y cómo prepararse para la venida del Señor? ¿Qué tenemos que hacer? Pues la respuesta a estas preguntas es que tenemos que sentir hambre, necesidad, de Jesús. Por esta razón el Adviento empieza por despertarnos para que seamos conscientes de eso.

En el evangelio de este cuarto domingo de adviento, San Lucas nos narra el anuncio del nacimiento de Jesús a María. Es significativo que la primera palabra que el ángel Gabriel dice a María es “alégrate”. “Alégrate” porque “el Señor está contigo”. En estos tiempos tan difíciles para los cristianos del mundo entero, con tantos problemas y dificultades, se nos pide esta alegría. Alegría profunda y desbordante porque el Señor está con nosotros. No estamos solos ante los problemas que tenemos entre manos. Estamos en las manos de Dios, y eso debe de llenarnos de un verdadero gozo interior y exterior. El Señor nos sostiene y nos acompaña en todos los momentos de nuestra vida.

El ángel le dijo a María al perturbarse ante tal saludo: “no temas porque has encontrado gracia ante Dios”. Muchos miedos nos pueden perturbar en nuestra vida. Nos dan miedo muchas cosas. Tenemos miedo a las enfermedades, a la muerte, al futuro; y esto nos hace daño, nos paraliza, nos impide caminar. Necesitamos tener más confianza en Dios y dejarnos sostener por Él para que no tengamos por qué temer. Tenemos que liberarnos de tantos miedos y convertirlos en confianza, en alegría desbordante al sentirnos acogidos y amados por Dios.

Ante el anuncio del ángel, María dijo: “Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”. La actitud de María es de absoluta disponibilidad a la voluntad de Dios en su vida. Se fio de Dios de tal manera que con su vida diseñó el modelo perfecto de creyente. Se fio tanto, que supo decir “sí” a Dios sin saber muy bien lo que eso iba a suponer en su vida. Es el modelo que toda la Iglesia debe imitar para ser más fieles a Jesús y a su evangelio.

Queridos amigos, esta Navidad, la Palabra, Jesucristo, quiere nacer en nuestro corazón y llenar nuestra vida de sentido y felicidad. ¿Estás dispuesto para acogerlo diciendo “sí” a Dios como hizo María?

Comentarios

4
Hna Rocío Suarez 22 de diciembre de 2017, 23:03

Gracias x compartir la reflexión son palabras llenas de de esperanza para cuantas personas lo leen y bien un gran abrazo a la distancia. Hno en Xsto y unidos x medio de la oración ya que pertenesco a la flia Dominicana desde Bolivia un gran saludo a usted y su comunidad.

3
María Elena Hage Beaumont 22 de diciembre de 2017, 13:16

Muchas gracias, querido hermano, por tu certero comentario. Como respuesta a tu pregunta, diré que sí, que estoy dispuesta a acogerlo, ojalá mi corazón esté preparado para este encuentro. Dios te bendiga y feliz Navidad

2
Sor Cacharro 21 de diciembre de 2017, 23:33

No temas: Es una frase que en la Santa Biblia se repite muchas veces dirigida hacia las personas que Dios elige para sus grandes obras: (NO TEMAS porque Dios va contigo y te ayudará en todo ) NO TEMAS

1
fr.Pepe E,op 21 de diciembre de 2017, 11:50


¡Alégrate! Fue la palabra escogida para empezar. La alegría acompaña siempre las cosas de Dios. Los anuncios de Dios son siempre salvadores. Entre todos los anuncios destaca el que llamamos la Anunciación, principio de nuestra redención.

Deja tu comentario

Los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores de la página. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Tu nombre:


Tu comentario:

  Enviar
Todos los hombres, dotados de alma racional y creados a imagen de Dios, tienen la misma naturaleza y el mismo origen y, redimidos por Cristo, gozan de la misma vocación y destino divino
Conclio Vaticano II (29)

A la Escucha

El que quiera ser grande, que se ponga al servicio de los demás - XXIX DOMINGO DEL T. O.

Vende lo que tienes y sígueme - XXVIII DOMINGO DEL T. O.

"Vino a los suyos y no le recibieron" - XIV Domingo TO

"La familia de Jesús" X Domingo TO

Solemnidad de Corpus Christi - El tesoro de la Iglesia

Santisima Trinidad

Solemnidad de Pentecostés

Solemnidad de la ascensión del señor

Vosotros sois mis amigos - Sexto Domingo de Pascua

Yo soy el buen pastor - Cuarto Domingo de Pascua


Búscanos en...

Puedes ver todos los vídeos que vamos publicando en youtube.


También estamos en facebook, apúntate y mira las últimas novedades.



Suscríbete a nuestros contenidos por RSS.
Buscar

Para llegar a lo que ya se ha publicado.

Buscar
Artículos anteriores

Accede a los artículos ordenados por fecha.

Contactar

Estamos abiertos a cualquier inquietud o duda que tengas.

Dejar un mensaje
Te recomendamos

Si te ha gustado nuestra web te indicamos otras que a nosotros nos gustan:

dominicos.org www.op.org

jovenesop.org campusdominicano.org

Página realizada por: