Ser fraile dominico Ser fraile dominico

"Testigo de la Luz" Tercer domingo de Adviento

2 comentarios

En nuestra vida estamos tentados a ponernos en el centro de todo, a engordar desordenadamente nuestro ego, de abusar de la expresión “es que yo soy…”. Juan el Bautista nos da el remedio. Ante esas preguntas, que son nuestras tentaciones diarias, responde rotundamente: “Yo no soy… no lo soy… no”.

Seguimos avanzando en este tiempo de Adviento, a sólo una semana de la Nochebuena. La figura de Juan el Bautista vuelve a aparecernos en el Evangelio de hoy. Juan es la voz que grita, aquél que nos llama a preparar y allanar el camino de nuestro corazón para el Señor. No es casualidad que este gran personaje aparezca varias veces en el tiempo de Adviento, justo al inicio del año litúrgico. Su figura nos recuerda la necesidad que tiene el ser humano siempre de volver la mirada hacia Dios. De salir de la comodidad, de uno mismo, y de ir al encuentro del Dios que viene.

Juan tiene la misión de ser testigo. Y por eso, es para nosotros un modelo de nuestro actuar en el mundo. Somos testigos de Cristo, del Dios de la misericordia y el perdón. Nuestra vida debe ser un testimonio del mismo. Jesús nos dice que somos “la luz del mundo”. Pero no podemos ser verdadera luz si no estamos centrados en la Luz, en Jesús. Imaginemos por un segundo un vaso de cristal. Detrás del mismo ponemos una vela, una luz. Si el vaso no es transparente, no vemos la luz que brilla. Y si el vaso es transparente, podremos ver la luz dependiendo del color del líquido que haya dentro.

Nosotros somos ese vaso. Y nuestra vida, lo que hacemos con ella, las decisiones que tomamos, nuestro posicionamiento ante el hermano, es el líquido que echamos. Si nuestra vida es coherente, el vaso estará lleno de un agua clara, limpia y pura. Entonces, no sólo dejaremos pasar la luz de la vela que está detrás del vaso. Sino que dicha luz brillará con más fuerza. Pero el agua y el vaso no son la luz. Nosotros no somos la luz. Es Cristo. Y ese es uno de los grandes misterios de la vida cristiana. Porque conforme avanzamos en ella y nos vamos dejando transformar por Cristo, podemos llegar a decir, como Pablo “vivo pero no soy yo el que vive, es Cristo quien vive en mí”.

Y a la vez, volviendo al Evangelio, debemos tener la firmeza que tuvo Juan el Bautista para reconocer que no somos la luz. Juan es interrogado acerca de si es el Mesías, Elías o el profeta. En nuestra vida estamos tentados a ponernos en el centro de todo, a engordar desordenadamente nuestro ego, de abusar de la expresión “es que yo soy…”. Juan el Bautista nos da el remedio. Ante esas preguntas, que son nuestras tentaciones diarias, responde rotundamente: “Yo no soy… no lo soy… no”. Juan tiene clara su tarea de testigo. Y el cristiano debe tenerla clara también. Porque el cristiano no deja de ser un testigo, un discípulo del Señor. Alguien tocado por la gracia que se deja transformar. Que podamos en este tiempo de Adviento, tiempo de gracia y esperanza, dejarnos transformar por el Dios que viene siempre, para que su Luz brille en nosotros.

Comentarios

2
Martín Gelabert 15 de diciembre de 2017, 10:16

Muy buena idea, Antonio. Este pasar del "yo soy" al "no soy" es fundamental para crecer. Pienso que si nos convenciéramos de la necesidad de este paso nos ahorraríamos muchos complejos y muchas depresiones. Muy buena reflexión la tuya. Enhorabuena

1
fr.Pepe E,op 14 de diciembre de 2017, 18:13


Juan fue una voz poderosa, que puso en pie al pueblo decaído.
Juan era un hombre del desierto. No acudía al Templo ni a la sinagoga, pero estaba a la escucha de la Palabra de Dios.
La palabra de Juan, recia y esperanzada, conmovía al pueblo con su austeridad; su eco sigue llamando a nuestra puerta.

Deja tu comentario

Los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores de la página. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Tu nombre:


Tu comentario:

  Enviar
Dios sólo se expresa en lo humano. Pero es Dios quien se expresa. El creyente es aquel que sabe leer esta expresión
Martín Gelabert

A la Escucha

Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor

Domingo de Pasión

No juzgues a otro solo porque peca diferente que tú - V DOMINGO DE CUARESMA

IV DOMINGO DE CUARESMA - LA FIESTA DEL PERDÓN.

II DOMINGO DE CUARESMA - La cuaresma es también un tiempo para transfigurar la vida

I DOMINGO DA CUARESMA

Ser sanadores sanados - VIII DOMINGO DEL T.O.

Amar a los enemigos - VII DOMINGO DEL T.O.

VI DOMINGO DEL T.O. - LA CONFIANZA

V DOMINGO DEL T. O.


Búscanos en...

Puedes ver todos los vídeos que vamos publicando en youtube.


También estamos en facebook, apúntate y mira las últimas novedades.



Suscríbete a nuestros contenidos por RSS.
Buscar

Para llegar a lo que ya se ha publicado.

Buscar
Artículos anteriores

Accede a los artículos ordenados por fecha.

Contactar

Estamos abiertos a cualquier inquietud o duda que tengas.

Dejar un mensaje
Te recomendamos

Si te ha gustado nuestra web te indicamos otras que a nosotros nos gustan:

dominicos.org www.op.org

jovenesop.org campusdominicano.org

Página realizada por: