Ser fraile dominico Ser fraile dominico

VI DOMINGO DE PASCUA

1 comentarios

Al amar a Jesús, integramos su palabra y cumplimos su voluntad. Esta proposición supera los límites de las instituciones eclesiales o de las teologías de cualquier índole.

«La palabra que estáis oyendo no es mía». Jesús, en su discurso de despedida en el cenáculo, quiere tener presente que su palabra es del Padre que lo envió. Pero no se queda ahí, sino que asevera que su palabra no se agotará cuando él no esté. Será el Espíritu Santo quien continúe la misión de recordar a la humanidad la palabra del Padre.

Desde entonces somos guiados por el Espíritu Santo. Con su acción se nos enseñará y recordará lo dicho por Jesús (cf. Jn 14,26), y así caminar con su ayuda «a través de los siglos hacia la plenitud de la verdad divina, hasta que se cumplan en ella plenamente las palabras de Dios» (DV 8). Esto está en sintonía con el significado de Paráclito en la lengua del Evangelio, griego koiné: ‘aquel que acompañaba y protegía’. El Espíritu estará con nosotros hasta la segunda venida de Cristo («Me voy y volveré a vosotros»), siendo este tiempo, el nuestro, el tiempo del Espíritu.

De esta manera, la propuesta de Jesús es relativamente sencilla: «El que me ama guardará mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a él y haremos morada en él». Al amar a Jesús, integramos su palabra y cumplimos su voluntad. Esta proposición supera los límites de las instituciones eclesiales o de las teologías de cualquier índole. Donde hay amor verdadero, allí morará Dios. Oraríamos, por tanto, con las palabras del Apóstol: «Que Cristo habite por la fe en nuestros corazones».

Por todo esto podemos afirmar, sin titubear, que la luz de Cristo como don del Espíritu será hoy nuestro guía; contemplaremos aquello que nos muestre con su reflejo. De este modo experimentamos la paz verdadera, siendo nuestra voluntad no andar a tientas en la obscuridad, temerosos de las sombras y amedrantados por cosas invisibles e irreales. En consecuencia, percibiremos la paz que Dios nos da, que no es como la del mundo, y así nuestro corazón no se turbará ni se acobardará (cf. Jn 14,27).

Ante las guerras externas e internas, podemos sentir que hay otra voluntad más allá de la de Dios. Sin fe, sin confianza, tenemos miedo, y la incertidumbre que esto provoca nos hace atacar, porque pensamos que nuestra seguridad divina se tambalea. Por eso, en dichos momentos, me y os propongo que pidamos a Dios diciendo: Permíteme percibir la realidad en conformidad con tu voluntad.

Comentarios

1
fr. Pepe E. o.p 23 de mayo de 2019, 12:39


Muchas gracias Miguel por tu reflexión certera y profunda.
Percibo la voluntad del Profeta de Nazaret, el problema es que mi sal no tiene sabor ni mi luz ilumina.
¿Cómo es posible ir por la vida haciendo gala de cristianos y "agredir" a los que no están de acuerdo con lo que pensamos y decimos?

Deja tu comentario

Los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores de la página. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Tu nombre:


Tu comentario:

  Enviar
Todos los hombres, dotados de alma racional y creados a imagen de Dios, tienen la misma naturaleza y el mismo origen y, redimidos por Cristo, gozan de la misma vocación y destino divino
Conclio Vaticano II (29)

A la Escucha

Acción de gracias, bendición y compartir

Vivir trinitariamente - SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

PENTECOSTÉS - Las buenas noticias son para compartirse

ASCENSIÓN DEL SEÑOR

VI DOMINGO DE PASCUA

La contemplación, ¿de qué va?

V DOMINGO DE PASCUA - Ser más humano es el signo de ser cristiano

Mis ovejas escuchan mi voz - IV DOMINGO DE PASCUA

Echad la red - III DOMINGO DE PASCUA

II DOMINGO DE PASCUA - EL ENVÍO


Búscanos en...

Puedes ver todos los vídeos que vamos publicando en youtube.


También estamos en facebook, apúntate y mira las últimas novedades.



Suscríbete a nuestros contenidos por RSS.
Buscar

Para llegar a lo que ya se ha publicado.

Buscar
Artículos anteriores

Accede a los artículos ordenados por fecha.

Contactar

Estamos abiertos a cualquier inquietud o duda que tengas.

Dejar un mensaje
Te recomendamos

Si te ha gustado nuestra web te indicamos otras que a nosotros nos gustan:

dominicos.org www.op.org

jovenesop.org campusdominicano.org

Página realizada por: