Ser fraile dominico Ser fraile dominico

Juan Bautista Enrique Lacordaire, O.P. (1802-1861)

1 comentarios

En el dominico francés el coraje y ardor apostólico sale en defensa de la Revelación y de la Iglesia

   

    El tiempo es muy importante en las biografías. También el espacio en donde prioritariamente se desarrolla la vida. La del padre Lacordaire se enmarca en Francia (espacio), desde la recién y famosa Revolución Francesa y hasta comienzos de los años sesenta del siglo XIX (tiempo).
    Sus biógrafos tienen especial interés en destacar que cuando nació, el 12 de mayo de 1802, un decreto del Primer Cónsul suprimía el culto público en todas las iglesias francesas. Una mala noticia para los cristianos. A pesar de ello, el pequeño miembro de la familia Lacordaire es bautizado y en su niñez recibe la primera comunión. Mantiene las creencias religiosas mientras estudia en el Liceo de Dijón, que abandona temporalmente –a los 18 años “poseído por un ardor volteriano”, dirá el mismo- cuando cursa en la Universidad la carrera de Derecho. Afortunadamente, volverá a retomarlas pronto. Con 22 años decida seguir la carrera sacerdotal llamando a las puertas del Seminario. Con 25 años es ordenado sacerdote. Desde ahora comienza su auténtica historia personal y definida la trayectoria del proyecto y actividades llevadas a cabo hasta su muerte.  


    En 1830 participa como redactor del periódico “L’Avenir” (El Porvenir, 1830), defendiendo la libertad religiosa y la renovación en la Iglesia. Sin embargo, las dudas sobre la ortodoxia, ocasionó la reprobación y cierre de la publicación. Lacordaire deja de colaborar y ofrece al papa Gregorio XVI una memoria sobre aquella aventura, sometiéndose a la decisión pontificia. Enseguida comienza su época más deslumbrante, que coincide con su acercamiento a los Dominicos. En 1839 recibe el hábito dominicano en el convento romano de La Minerva y un año después publica una Historia del fundador de los Predicadores. Pensando en Francia y el eclipse sufrido por los dominicos desde la Revolución, se empeñará en conseguir la restauración de comunidades y conventos en Francia, según justifica su libro sobre el necesario restablecimiento en dicho país. Con óptimos resultado, pues entre 1841-1850 logra crear dos territorios dominicanos (provincias de Paris y Toulouse), suprimidos en 1793. Así superaba los sinsabores sufridos por los frailes predicadores cuando, a finales del siglo XVIII, perdieron el patrimonio y la capacidad de ejercer la misión pastoral en Francia. Por todo ello, Lacordaire merecía titularse restaurador en su propia patria de los Dominicos. Una tarea importante, pero no la única. En todas las actuaciones será un ejemplo de coraje y de espíritu apostólico. Junto al éxito anterior, impulsa la congregación de Terciarios de la Enseñanza, nacida para educar a la juventud. Sin terminar el siglo XIX, éstos y otras comunidades dominicanas, padecerán el destierro por la politica secularizadora del gobierno francés, siendo acogidos en el convento dominicano de San Esteban de Salamanca y en otras poblaciones.


   

     Este rápido recorrido por la biografía del dominico francés merece resaltar algunos rasgos. Las crisis nacionales y europeas, no frenaron su entusiasmo y valentía. Muy especialmente supo estar y aprovechar las oportunidades ofrecidas por el tiempo que le tocó vivir. Aunque por breve tiempo participó en la política (elegido miembro de la Asamblea Nacional, 1848) y en el periodismo, pronto convertido en “cuarto poder” de la sociedad, con Federico Ozanam funda La Nueva Era. Influido por la lectura del libro “El genio del Cristianismo”, su autor Chateaubriand marcará el tono apologético, defensor de la religión cristiana y el renacer religioso posterior a la revolución. En el dominico francés el coraje y ardor apostólico sale en defensa de la Revelación y de la Iglesia Sus firmes convicciones marcan la fama obtenida por su oratoria, con un método que hace pensar al auditorio de creyentes y no creyentes destruyendo cualquier tipo de prejuicios. Por el éxito obtenido destacan las famosas conferencias que en adviento y cuaresma predica Lacordaire desde el púlpito de Notre-Dame de Paris, (1843-1851) y en otras catedrales francesas. Una fama merecida que, junto con su condición de escritor prolífico, resultó premiado al ser elegido miembro de la Academia Francesa. Sin duda, era uno de los grandes pensadores de la historia religiosa del siglo XIX y merecedor de ser contado entre las grandes figuras de la Orden de Predicadores.
 

Comentarios

1
Diego Bajo Alvarez 31 de octubre de 2015, 4:16

Siempre me impresionó el Padre Lacordaire por la fuerza en sus convicciones religiosas y la valentia de defenderlas ante cualquier audiencia fuera laica o no. Creo que en la época actual se necesita una persona tan preparada y decidida como él . No sería mala idea poder leer y estudiar con detenimiento sus conferencias y demás escritos suyos, pues creo que nos pueden ayudar mucho no solamente a los cristianos sino también a todas las personas con inquietudesde defender valores transcendentales en este mundo que se parece tanto al vivido por este santo hombre en la Francia del siglo XIX

Deja tu comentario

Los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores de la página. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Tu nombre:


Tu comentario:

  Enviar
Cristo, el nuevo Adán, en la misma revelación del misterio del Padre y de su amor, manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la grandeza de su vocación
Concilio Vaticano (GS 22)

Antes que Nosotros

Tomás de Aquino, testigo y maestro de la fe

"San Alberto Magno, precursor del Renacimiento"

Martín de Porres, un buen samaritano

San Jacinto de Polonia

Santa Teresa de Jesús y los Dominicos

El camino de algunos que ofrecieron la Palabra al prójimo

La búsqueda de la contemplación dominicana

Juan Bautista Enrique Lacordaire, O.P. (1802-1861)

Santa Rosa de Lima

El Beato Manés. La discreción impagable


Búscanos en...

Puedes ver todos los vídeos que vamos publicando en youtube.


También estamos en facebook, apúntate y mira las últimas novedades.



Suscríbete a nuestros contenidos por RSS.
Buscar

Para llegar a lo que ya se ha publicado.

Buscar
Artículos anteriores

Accede a los artículos ordenados por fecha.

Contactar

Estamos abiertos a cualquier inquietud o duda que tengas.

Dejar un mensaje
Te recomendamos

Si te ha gustado nuestra web te indicamos otras que a nosotros nos gustan:

dominicos.org www.op.org

jovenesop.org campusdominicano.org

Página realizada por: