Ser fraile dominico Ser fraile dominico

Primer Modo de Orar

3 comentarios

Practicar la humildad como lo hizo Santo Domingo es reconocer nuestros propios límites, renunciar a aspiraciones desmedidas y no perseguir cosas grandiosas.

 

PRIMER MODO DE ORAR

En el primer modo de orar contemplamos a Santo Domingo inclinado hacia el crucifijo. Podemos interpretarlo como un gesto de gratitud y de amor hacia Cristo, a la vez que un querer imitarlo haciendo por los demás lo que Jesús ha hecho por él: abajarse. Es un acto de humildad que implica el amor agradecido y lleva al seguimiento.

Ser humilde consiste en no despegarse de nuestra realidad y nuestra verdad; no presumir con el orgullo o la jactancia, ni ser acomplejados con sentimientos de inferioridad. Sin humildad no habrá servicialidad, porque solo sabe servir quien descubre los derechos de los otros y lo importantes que son los demás. Santo Tomás de Aquino recogió en su Suma de Teología que “mediante la humildad, debemos someternos al prójimo por Dios”.

Santo Domingo en este primer modo de orar inclinado ante el crucifijo pide la humildad, porque sabe que sólo puede venir de Dios. Sólo a los que el Padre revela que son sus hijos gracias a Jesús pueden ser conscientes de que ésa es su grandeza y no necesitan aparentar, ser alabados o tenidos en cuenta. Al contrario, se percatan, y se alegran por ello, de los valores y virtudes de los demás tomándolos por maestros en lo que poseen de bueno.

Practicar la humildad como lo hizo Santo Domingo es reconocer nuestros propios límites, renunciar a aspiraciones desmedidas y no perseguir cosas grandiosas. Esta actitud, o dicho de otra forma, actuar así, es razonable y de sabiduría humana; manifiesta higiene mental y una simpática modestia. De esta forma actúa Dios con cada uno de nosotros, tanto en los momentos alegres como en los no tanto; en los momentos de consuelo o cuando aparece la aflicción. Cuando somos niños nos encontramos seguros, felices, cuidados y llenos de amor. Así tenemos que estar nosotros en esta vida; porque Dios, como acertadamente dijo el papa Juan Pablo I, es padre y madre por tener todas las virtudes de los padres y de las madres.

Al ser imagen y semejanza de este Dios padre-madre, esta humildad que vemos reflejada en Santo Domingo nos tiene que llevar a la compasión y a la misericordia en favor de los demás. Porque Santo Domingo quiso que sus hijos e hijas, que en la vida de toda la Familia Dominicana imperase la humildad. Por eso no es extraño que nos la dejara en su testamento: “Practicar la humildad, tener caridad, guardad la pobreza voluntaria”.

 (Dibujos de Fr. Félix Hernández OP)
 

Comentarios

3
Una escoba. 12 de agosto de 2013, 22:52

HERMANOS EN CRISTO Y EN SANTO DOMINGO: DIOS ES EL CREADOR DE LO QUE NOS ACONTECE EN LO BUENO. NOS SALVA DE NOSOTROS MISMOS DE NUESTRA NATURALEZA INTRINSECA NOS LIBERA. PARA ADORARLE EN TOTALIDAD DE PUREZA. PUES NEGARLE EN NUESTRA NATURALEZA ES NEGARLE ASI MISMO. EL NO QUIERE RUPTURA ENTRE NOSOTROS Y NUESTRA NATURALEZA EL QUIERE QUE SE ACEPTE LA MISMA BAJO EL ABRIGO DE LA HUMILDAD . QUE EL MISMO NOS HA CONCEDIDO Y QUE LE BENDIGAMOS EN INFINITA GRACIA POR TODO LO QUE NOS HA CONCEDIDO. DIOS NO SE ESTANCA COMO EL AGUA QUE SE PUDRE EN LOS PANTANOS EL SIGUE CORRIENTE ARRIBA. COMO EL SALMON QUE PROCREA EN LA CUSPIDE DE LA MONTAÑA BENDICIENDO A lA VIDA GENERANDO VIDA.. DIOS ES QUIEN DECIDE DONDE Y CUANDO HA DE EMBRIAGAR AL HOMBRE EN SOLEMNIDAD BENDITA. PARA QUE EL PALADAR HUMANO SE ENCUENTRE CON EL DIOS DA LO QUE QUIERE Y CUANDO LO QUIERE LO QUITA. EL NO ES MORADA DE INEPTOS QUE ANU SABIENDO QUE ES ALGO NO MOLDEABLE. INTENTAN ASI MOLDEARLE A IDEA Y SEMEJANZAS DE SI MISMOS. SOLO ES EL MOMENTO EN EL QUE EL DECIDA LO QUE HA DE IMPORTAR Y AL QUE NO LE IMPORTE LO QUE EL DECIDA . LIBRE DE SU CARGO QUEDARA Y DE DIOS SE SEPARARA HASTA QUE EL MISMO DECIDA.

2
Eliane dos Santos Baia -Rio de Janeiro/ Brasil 10 de agosto de 2013, 14:52

Estou aprofundando a Espiritualidade Dominicana como leiga. Todas essas publicações são de profunda beleza e imensa importancia para minha formação. Deus os abençoe!
Eliane Baia
email: eliane-baia@uol.com.br

1
Lorenzo Reyes 09 de julio de 2013, 5:19

Muchas gracias Fr. Ángel por compartir esta interesante reflexión. Creo que este es el espíritu, que nuestro Señor nos trasmitió en el Sermón de la Montaña, orad de una forma humilde.

Dios los bendiga

Deja tu comentario

Los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores de la página. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Tu nombre:


Tu comentario:

  Enviar
Cristo, muerto y resucitado por todos, da al hombre luz y fuerzas por su Espíritu, para que pueda responder a su máxima vocación
Concilio Vaticano II (GS 10)

Iniciamos una nueva andadura...

Noveno Modo de Orar

Octavo Modo de Orar

Séptimo Modo de Orar

Sexto Modo de Orar

Quinto Modo de Orar

Cuarto Modo de Orar

Tercer Modo de Orar

Segundo Modo de Orar

Primer Modo de Orar


Búscanos en...

Puedes ver todos los vídeos que vamos publicando en youtube.


También estamos en facebook, apúntate y mira las últimas novedades.



Suscríbete a nuestros contenidos por RSS.
Buscar

Para llegar a lo que ya se ha publicado.

Buscar
Artículos anteriores

Accede a los artículos ordenados por fecha.

Contactar

Estamos abiertos a cualquier inquietud o duda que tengas.

Dejar un mensaje
Te recomendamos

Si te ha gustado nuestra web te indicamos otras que a nosotros nos gustan:

dominicos.org www.op.org

jovenesop.org campusdominicano.org

Página realizada por: