Ser fraile dominico Ser fraile dominico

Testimonio Vocacional de Fray Xavier Méndez

1 comentarios

Sentía que necesitaba estar con él cada vez más a menudo, acudía a la eucaristía siempre que podía, me refugiaba en la oración y en la lectura de la Palabra porque me llenaba y sentía que ese era mi lugar...

Cuando la gente de mi entorno me pregunta sobre qué es la vocación y cómo la sentí, a menudo se imaginan que escuché voces celestiales, o que tuve sueños místicos; que vi apariciones de seres sobrenaturales... o lo más normal es que juzguen directamente que «los curas me lavaron el cerebro».

Pero lo cierto es que no sentí nada de estas cosas, y menos mal, porque me habría muerto de miedo. Sentí la vocación en ese encuentro con un Jesús real, vivo, que me invitaba a seguirlo, que me daba ese espacio y ese tiempo para que fuese yo el que le respondiera a su llamada. Sentía que necesitaba estar con él cada vez más a menudo, acudía a la eucaristía siempre que podía, me refugiaba en la oración y en la lectura de la Palabra porque me llenaba y sentía que ese era mi lugar, y finalmente me llenaba de sentido poder compartir esa fe en comunidad y llevarla a otros, y así fue como pude responder a esa invitación a seguirlo entrando en la vida religiosa. A partir de mi sí, todo fue en cierta manera obra suya.

Yo procedo de una familia atea y bastante hostil hacia la Iglesia. Únicamente mis abuelos eran creyentes, pero por diversos motivos no querían saber nada de la Iglesia. Tomé la primera comunión por deseo de mi abuela, y cuando lo hice ya solo éramos en total cinco niños de mi clase, siempre acusados de ser los bichos raros.

Después no tuve más relación con la fe o con la Iglesia hasta que ya siendo adulto me encontré en un país extranjero, y en medio de una etapa de bastante oscuridad y tribulación, tanto externa como interna. Tuve un contacto con la Iglesia, con unos esporádicos dominicos, con unas hermanas de la Consolación, con un padre jesuita y con los piaristas del colegio donde trabajaba. A partir de ahí el Señor fue haciendo su obra conmigo, yo me resistí mucho, pero adonde yo no conseguía abrirme a él, él siempre iba saliendo a mi encuentro. Al recordar esa etapa me viene una frase a la mente: «Es imposible conocerlo y no amarlo».

A mi regreso a España decidí escribir un email a los dominicos, y ya cuando me respondieron (mucho tiempo después, curiosamente), el Señor prosiguió con su obra: entonces me percaté de que quizá era ese el lugar que yo había estado buscando. Fue así como me decidí a hacer la prueba de entrar en el prenoviciado en Madrid, donde consolidé mi decisión de fiarme del Señor y continuar hacia la aventura del noviciado en Sevilla, etapa que ya está llegando a su fin y en la que he podido irme preparando para la profesión en la Orden.

Comentarios

1
fr. Pepe E. op 13 de agosto de 2019, 13:05


Xavier: Me ha impresionado tu testimonio.
Hagamos lo imposible para los que inicias el camino de Domingo y los que por años lo estamos terminando, no perdamos ni uno sólo de los hermanos que la sociedad excluye.
No recemos por ellos en coro y nos burlemos en comunidad.

Deja tu comentario

Los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores de la página. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Tu nombre:


Tu comentario:

  Enviar
Conoces lo que tu vocación pesa en ti. Y si la traicionas, es a ti a quien desfiguras
Antoine de Saint-Exupéry

Frailes de Hoy en Día

MISIÓN DOMINICANA EN CENTROAMERICA

Frailes dominicos: discípulos y apóstoles

El arte en la vida de la Orden de Predicadores

Testimonio Vocacional de Fray Xavier Méndez

Santo Domingo y su Orden

EL CUIDADO DE LA CASA COMÚN, RESPONSABILIDAD DE TODOS

Pistas para el descanso

Vida conventual en el presente

Testimonio vocacional de Fray Ignacio Castro Ortega

LA IMPORTANCIA DE LA FAMILIA


Búscanos en...

Puedes ver todos los vídeos que vamos publicando en youtube.


También estamos en facebook, apúntate y mira las últimas novedades.



Suscríbete a nuestros contenidos por RSS.
Buscar

Para llegar a lo que ya se ha publicado.

Buscar
Artículos anteriores

Accede a los artículos ordenados por fecha.

Contactar

Estamos abiertos a cualquier inquietud o duda que tengas.

Dejar un mensaje
Te recomendamos

Si te ha gustado nuestra web te indicamos otras que a nosotros nos gustan:

dominicos.org www.op.org

jovenesop.org campusdominicano.org

Página realizada por: