Ser fraile dominico Ser fraile dominico

Testimonio Vocacional de Fr. Manuel Eduardo, OP

4 comentarios

La vida dominicana me está enseñando a configurarme como predicador de esperanza, misericordia, compasión, solidaridad.

!Es posible seguir a Jesús! ¡Es posible encontrarse con Domingo!

Soy Manuel Eduardo Alvarado Salinas, nací en la ciudad de Santa Ana, El Salvador, el 24 de mayo de 1991. Desde muy niño me fui desarrollando en un clima familiar muy normal, con mi padre, mi madre ya fallecida y mi hermana mayor. Una familia muy practicante en la fe y espiritualidad popular.

Fui bautizado en la iglesia de los dominicos en Santa Ana por Fr. Antolín Manguán, y posteriormente recibí el sacramento de la Eucaristía de manos de Fr. Francisco Femenía. Aunque era yo muy pequeño, puedo decir que fueron estos mis primeros contactos con la Orden de Predicadores.

Realicé mi formación académica primaria y secundaria en el Colegio San José, con los padres salesianos. Es en este lugar, después de casa, donde comienzo a descubrir quién es Jesús de Nazaret y sobre todo a sentir en mi corazón una inquietud muy fuerte que me invitaba a seguirle más de cerca.

En medio de mis dudas vocacionales viví mi adolescencia como un joven más, con muchos amigos, me gustaba mucho ir al cine, a merendar, a fiestas y es en estos años en que desarrollo una gran pasión por la lectura en diversidad de temáticas.

Aunque aún no tenía claro qué era la vida religiosa y en ocasiones trataba de reprimir ese deseo de ponerme en camino en el seguimiento de Jesús, me sentía atraído, sobre todo a partir de los 15 años, a formar parte de los grupos de Iglesia. Serán las comunidades de Nueva Evangelización en mi parroquia y el servicio en el altar de la Catedral de Santa Ana dos grupos en los que iré dando forma y solidez al camino de madurez humana y cristiana.

Del año 2012 al 2016 tengo la oportunidad de estudiar la carrera de Licenciatura en Letras y Filosofía en Guatemala y será allí donde conozca más de cerca a los frailes dominicos que atienden la Basílica “Nuestra Señora del Rosario” en la ciudad capital. Primeramente un acercamiento amistoso que se transformará en acompañamiento espiritual. Los hermanos poco a poco me iban transmitiendo la misericordia, compasión y libertad de la vida dominicana y de igual modo iban dándole seguimiento a mi proceso de discernimiento vocacional.

¿Qué me atrajo de la Orden? La autenticidad, cercanía, humanidad y sensibilidad de muchos frailes predicadores que conocí en mis años en Guatemala y que con mucha esperanza iban motivándome a no tener miedo, a saber que frente a las grandes dificultades de la vida, Dios sigue actuando de maneras misteriosas y poco convencionales.

En enero de 2017 fui promovido al Prenoviciado en Costa Rica, lugar donde me encuentro con hermanos del resto de Centroamérica y voy poco a poco apasionándome por los estudios teológicos. Llegar a comprender el estudio como un elemento humanizador, capaz de acercarme un poco más a las grandezas de Dios desde la razón y el corazón me motivan a seguir colocando los cimientos de mi vocación dominicana.

Será el prenoviciado un año de ir descubriendo elementos dominicanos que lejos de crearme resistencia me acercan más a vivir una espiritualidad desde la oración comunitaria, el estudio, la vida fraterna y la misión. Un tiempo de mucha transparencia en el acompañamiento vocacional, de comenzar a dejarme moldear por el Señor y por la Orden, sintiéndome siempre respetado, valorado y amado.

No ha sido fácil, ya que así como hay gente que apuesta por tu vocación, hay personas que no, pero gracias a ellas es que he podido confiar más en Dios, sostén de mi vocación, y no tanto en mis propias fuerzas. Es en medio de mi historia, fragilidad y humanidad que me he encontrado con Domingo, siguiendo a Jesús. Ese Jesús que estoy seguro me ha llamado desde muy pequeño y que al paso de los años continúa siendo centro de esperanzas, sueños, ilusiones, ideales, luchas y felicidad.

La vida dominicana me está enseñando a configurarme como predicador de esperanza, misericordia, compasión, solidaridad. Son elementos que cobran sentido en la cercanía a la gente, sobre todo a los pobres, sintiéndome acompañado por ellos que también tienen un lugar privilegiado en mi consagración religiosa.

Agradezco a Dios por colocarme instrumentos a través de los cuales me sigue hablando. Hermanos predicadores que me van acompañando y mostrando el rostro de Domingo, en la alegría de la vida fraterna, la liturgia, el estudio, el diálogo, la formación, la autenticidad, y también en los problemas y resistencias que toda forma de vida conlleva.

Es en el noviciado, en la vivencia de cada día, que puedo apostar por un proyecto que vale la pena, un proyecto en el que es posible volver a creer, confiar y esperar con alegría, arriesgándolo todo por Cristo.
 

Comentarios

4
alfonsaferregmail.com 03 de agosto de 2018, 19:16

Que Dios bendiga tus buenos deseos.Pido por ti y por tu Orden.Que el polvo del camino no te impida seguir adelante,recibe in cordial saludo

3
salus@dominicos.org 27 de julio de 2018, 10:30

Bonita la exposición de tu camino dominicano. A ver si contagias a muchos y pueden recorrer, como tú lo hiciste, el camino de Jesús bajo el carisma dominicano.

2
Fr. Osvaldo MURILLO LENIS, OP 25 de julio de 2018, 2:21

Muchas felicidades Manuel, desde la distancia unidos en la oración y en este bello carisma de predicación.

Siempre tu hermano, Fr. Osvaldo de Colombia

1
[Anónimo] 17 de julio de 2018, 18:42

Fr.manuel que el Señor te ayude a superar todas las dificultades que encuentres en el camino

Deja tu comentario

Los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores de la página. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Tu nombre:


Tu comentario:

  Enviar
Buscar

Para llegar a lo que ya se ha publicado.

Buscar
Artículos anteriores

Accede a los artículos ordenados por fecha.

Contactar

Estamos abiertos a cualquier inquietud o duda que tengas.

Dejar un mensaje
Te recomendamos

Si te ha gustado nuestra web te indicamos otras que a nosotros nos gustan:

dominicos.org www.op.org

jovenesop.org campusdominicano.org

Página realizada por: