Blog

Blog



Sección: Frailes de hoy en día

El descanso nos permite el encuentro con nosotros mismos: quizás esta es la clave espiritual de quienes aprovechan en profundidad su tiempo de descanso, un buen tiempo de descanso nos hacer reflexionar sobre nuestro yo.
Actualmente me encuentro en Sevilla, España, finalizando mi experiencia de noviciado. Ha sido un tiempo precioso, sobre todo para profundizar en mi búsqueda y la búsqueda de Dios, e intentar, con todas mis limitaciones y potencialidades, comenzar a vivir cada
«Dedíquense a la oración: perseveren en ella con agradecimiento» (Col 4,2). Como ves, la cercanía a Dios está en tus manos. Y, bueno, aprovechando la ocasión, gracias de nuevo a ti, por tenernos a los demás en tus oraciones.
Esta convivencia me anima a seguir dando pasos más firmes por este camino, con la compañía de aquel que me llamó —lo sigue haciendo— y al cual respondo libremente. Espero de esta manera afianzar mi opción por la vida consagrada.
Ante cualquier situación de vida, Jesús nos enseña a mirar con ojos de amor. Pero no cualquier amor, sino el amor del Evangelio, aquel que es capaz de morir crucificado y sobreponerse a la derrota del sepulcro.
Como una guitarra que se afina y se templa para que el intérprete ejecute una buena pieza, así siento que la vida de comunidad (...) han ido afinando y templando mi corazón en una entrega a Jesús y su Reino, al modo de Domingo.

  1. 4
  2. 5
  3. 6
  4. 7
  5. 8