Blog

Blog



Sección: Antes que nosotros

Es un deber de la vida religiosa el estar abiertos a la recepción del Espíritu Santo, que no solo genera fuerzas para el abandono del mal (mediante la ascesis), sino que nos impulsa a practicar la virtud, «a hacer el bien en nombre del bien».
Cuanto más barremos el corazón de orgullos, vanidades, vanaglorias; cuanto más sacamos la basura de nuestro corazón y atendemos al Evangelio, entonces encontraremos la dracma de la humildad y llamaremos a los que estén a nuestro lado para que se alegren con no
La vida de los grandes santos de nuestra Iglesia y nuestra orden son modelo y estímulo para nuestra vocación, formación y servicio. Pero aún lo son más la de aquellos frailes cercanos, a los que conocimos de primera mano. La de fray José Fernández González del
"Campeaba y lucía a los ojos de todos con gran admiración, veíanle muy despegado del mundo y muy ajustado con la profesión de verdadero hijo de Santo Domingo, imitador de sus raras virtudes y santidad".
"Descubrimos en Martín un humilde fraile mulato que transformaba cada minuto de su vida, cada acto de su día a día en un acto extraordinario de amor a Dios y al prójimo. Dios dio al humilde Martín el don de «hacer las cosas ordinarias de manera extraordinaria»
Toda la vida predicadora de San Vicente parte del encuentro personal con Jesucristo, y de una fe profunda en Dios, que le incitará a predicar, no por propia iniciativa, ni para gloriarse de su persona o retórica

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5