Blog

Blog



Sección: Identidad de predicadores

La celebración de hoy nos invita a meditar los favores que uno puede alcanzar, por medio de la contemplación de los misterios de Cristo, logrando así innumerables gracias según los méritos de la encarnación, pasión, muerte y resurrección del Hijo de Dios.
Es siempre vital para el religioso tener en cuenta de dónde ha venido y adónde quiere llegar, cuál es su meta. Sin olvidar que, por analogía, esta carrera se parece más a un maratón que a una carrera de cien metros.
Nos sentimos llamados a vivir una vida más entregada, de intimidad, con devoción a aquello que creemos que es la plenitud de nuestra vida y que nos da ánimos y esperanzas de seguir imprimiendo sentido a nuestras existencias, ayudando otras personas para que re
Diríamos que santo Domingo estaba atento a los signos de los tiempos. Por eso, aunque dedicó gran parte de su vida al estudio, los libros no lo convirtieron en un ratón de biblioteca sino que, como dice un padre venerable, le impulsaron a comprometerse con la
"El objetivo último del estudio es ser mejores personas para poder servir mejor: ese es, en el fondo, el sentido dominicano del estudio. El estudio, como muchas cosas en la vida, nos lleva a renunciar o escoger para lograr un objetivo mayor".
"La predicación de Cristo es nuestra predicación, sin embargo, nosotros anunciamos a Jesús, y por eso el predicador tendría que tener siempre su vida centrada en Cristo, y así la predicación es predicar como Cristo predicaba, pero anunciando esa Buena Nueva a
El impulso compasivo a la hora de obrar se forja en el interior del corazón: el hombre bueno, de la bondad que atesora en el corazón saca el bien [...] porque de lo que rebosa el corazón habla la boca (Lc 6,46).

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5